lunes, 26 de septiembre de 2016

HAZ EL BIEN SIN MIRAR A QUIEN

Por: Maria Alejandra Lopez del grado 9º2

Este ensayo fue creado con el fin de dar mi opinión y mi punto de vista sobre un tema que, por desgracia, se está volviendo cada vez más común en nuestra sociedad y en nuestras vidas, y espero que de alguna manera pueda cambiar algún pensamiento erróneo, para que reflexionemos y entendamos que todos dependemos de todos sin importar aquellas características que nos difieren, y no por simple capricho de los demás dejamos de ser personas.

Por más que el tiempo haya pasado, la discriminación sigue siendo moneda corriente en todo el mundo, y lo peor es que, parece que la humanidad no toma conciencia de las horribles consecuencias que esto conlleva consigo.

Si bien, la discriminación es un hecho que nos ha venido afectando desde hace muchos años atrás, lastimosamente, debemos hablar en general, porque por desgracia de todos, la discriminación no conoce fronteras, no se finja ni el el sexo, ni en la religión, ni ningún otro factor que nos haga diferentes, al que le llega, le llega, y lo peor es que no solo la sufre quien la padece sino también las personas a su alrededor.

Alrededor del mundo, millones de personas se ven involucradas en estas situaciones, y muchas no pueden encontrar la luz al final del camino; un ejemplo de esto sería la Comunidad Homosexual, en 2014 se reportaron más de 230 casos de suicidios solo en México en el que el 45% de personas pertenecían a este tipo de comunidad y orientación sexual; cabe resaltar que México es el país con mayor índice de discriminación en todo el mundo, solo superado por Estados Unidos y Argentina.

Sea como sea, debemos tener siempre presente que la discriminación nunca va a tener intensiones buenas, solo fue creado con el único fin de destrucción.

Pienso que en la película “Escritores de La Libertad” nos deja muy bien planteado el tipo de vida que sobrellevan muchas personas que se ven afectadas por esta ideología; por lo personal, este factor me llamo mucho la atención, no solo por ver como la sociedad los ha convertido en seres insensibles y totalmente cerrados y privados de las maravillas que el mundo ofrece, sino también por el simple hecho de que yo también lo he vivido, y se perfectamente que se siente no tener otra visión salvo la de tener que  vivir con miedo por mí y familia, también se que hablo en nombre de todas las personas que lo sufren cuando digo que esto no es para nada agradable.

El hecho de que te molesten, te hagan sentir como un insignificante insecto, y dicho sea de paso te arrebaten oportunidades que quizá nunca en la vida se te vuelvan a presentar… es algo realmente mortificante, y más cuando a nadie parece importarle por lo que estás pasando, prácticamente te dejan “morir”.

La discriminación es algo que nadie nunca debe sentir, como dije anteriormente no porque tengamos características diferentes a otros significa que somos inferiores, todos tenemos sentimientos y todos tenemos derechos. Debemos acabar con esta epidemia tan pronto como sea posible, sino ¿Qué será de las próximas generaciones? ¿Están entonces destinados a revivir las asquerosas experiencias que pasamos hoy en día gracias a la ignorancia de la gente? Esto no es justo. Nadie es Dios para jugar con la vida de las persona.


“La Discriminación es la única arma que tienen los mediocres para sobresalir”

jueves, 4 de agosto de 2016

AÚN ESPERANDO MI DÍA

Abrí los ojos y vi el rostro de mi madre por primera vez, sus ojos verde azules eran hermosos, iluminaba la oscuridad en cualquier lugar, su pelaje negro, suave y brillante.
Luego de dos meses de haber nacido, mi madre estaba muy delgada, toda la comida que conseguía me la daba a mí y  estaba enfermando, intenté que me recibiera un bocado pero me dijo: “tranquila, mi pequeña, tu comes por las dos, te amo”, el día se anocheció, me desperté, tenía frío, me hice al lado de mi madre, pero su corazón ya no latía, su pelo se había tornado seco y sin brillo. La sepulté pues  era lo único que podía hacer, en ese momento me acordé que mi madre me decía que pasara, lo que pasara, los gatos no lloran, pero por alguna razón algo parecido a una gota de agua, rodeaba mi mejilla, caían una tras otra, hasta que me quedé dormida encima de su sepultura.
Pasaron meses y meses, estaba caminando en las calles, cuando vi a una hermosa señorita, aunque era humana, pero me atrajo mucho la atención que se parecía a mi madre, su pelo era igual al de ella, sus ojos traían tranquilidad y paz, la señorita me vio a los ojos, se agachó, me sobó el pelaje y dijo:” eres una gatica hermosa, debiste haber pasado por mucho, se te nota en tus ojos”, extendió la mano y exclamo:” si quieres puedes venir con migo, yo te daré comida, te cuidare y protegeré”, lo dude, pero al ver sus ojos vi como si mi madre me hablara, extendí mi pata, ella me tomó en su brazos, me llevó a su casa y me acogió como una hija. Todas las mañanas de cada día iba a su cuarto, me subía alrededor de su pecho, a esperar que sus ojos se abrieran, me desesperaba cada noche que ella cerraba su ojos, pensaba que iba a morir igual que mi madre.
Pero aquella mujer tan dulce y hermosa, tenía un esposo horrible que la maltrataba. El día se estaba anocheciendo, escuché gritos, me asomé a la sala, él le estaba gritando y maltratándola, ella le gritó que se largara, él se fue, mientras aquella hermosa mujer lloraba en su cuarto. Él estaba tomando en una cantina; ya era la madrugada, el acababa de llegar, tenía una botella de vino en su mano izquierda y en la otra una navaja, cada paso que daba, me generaba  más miedo, hasta que llego al cuarto, la agarro y le puso la navaja en la garganta de la mujer amable, el filo de esta desgarro su garganta, dejándola sin vida.
Me sentí destruida, una vez más, la que más me amaba había muerto, una vez más, unas gotas de agua salían de mis ojos, una vez más, me quedé dormida con el paso de las horas.
Se le puede llamar coincidencia, no tengo explicación para que a aquella mujer amable la hayan sepultado al lado de donde enterré a mi madre, me quedaré encima de sus sepulturas hasta que mi vida se extinga, o hasta que alguna de las dos abra sus ojos verde azules.


domingo, 10 de julio de 2016

My draw book

video
Queridos lectores, les traigo una muestra del gran talento de una estudiante de la Institución. Ella es Maria Alejandra Lopez del grado 9º2

jueves, 24 de septiembre de 2015

LA NAVIDAD


La navidad es para celebrar,
Y con toda la familia festejar,
Y para este poema rematar,
en este día feliz voy a estar.

La navidad está en una familia,
y la amistad une  en convivencia,
y para tener la mejor empatía,
se necesita la mejor asistencia.

En la estrella del niño Jesús,
volvió a nacer la paz,
y tu corazón se va a limpiar,
porque es la libertad de la navidad.

La navidad cada año,
puede mejorar mucho más ,
y si la celebración  no se va al caño
En cada hogar habrá paz.


domingo, 10 de mayo de 2015

AZUL

Por: Roxana Puche

"¡Hermosa! - dictaminó al verla-, tan hermosa que podría llegar a enamorarme, un pensamiento banal pero delicioso". Los rizos, color fuego, lo deslumbraron y unos pies diminutos y exquisitamente esculpidos lo dejaron sin aliento.
Incapaz de contener el galope incesante de su corazón, se arrojó al abismo de lo incierto y fue recibido por un azul profundo. Pensó que había llegado al cielo, cuando se encontró atrapado, sin esperanzas, por unos ojos diáfanos y soñadores.

                                                               
               

TE QUIERO MUCHO

Por: Sebastian Henao Suarez. Grupo:7°5

Cuando tengas un día gris
te daré un pincel amarillo,
cuando sientas el corazón roto
siempre tendré vendas,
cuando necesites callar
me sentare contigo en silencio,
cuando tu cielo se nuble
La llenaras de rayos de luz,
cuando la montaña parezca empinada
te empujare hacia arriba,
cuando no puedas dejar de llorar
te llevare pañuelos extras.
Cuando me necesites yo estaré allí.



lunes, 13 de abril de 2015

ODA A LA LITERATURA

Aquellos cuentos, versos liricos, fueron estos y muchos más que a la literatura dejaron pasar y demostrar que en la cultura se iba a necesitar,  para poder progresar.
¡Ah mi literatura! Contigo crecí, contigo viví y jamás me apartaré de ti

Toda mi vida anduve devorando libros como si fuesen golosinas  de todo tipo, ¡Ah esos cuentos de tantas princesas  en sus fantasías, como me hubiese gustado vivir con uno de esos príncipes algún día.¡ Ay mi príncipe azul! Todas estas ilusiones existen gracias a ti mi preciada literatura ¿qué sería de mí sin ti?

Esas palabras sueltas e insignificantes, que nunca se habían visto antes, esas que juntamos y entrelazamos forman esas frases que valen diamantes, diamantes que reflejan la luna.

¡Ah mi literatura tú sí que  eres como ninguna!